Últimas noticias

Texto de exterior

Cuenta Ignacio Echevarría en Bolaño extraterritorial: «Durante los años de aislamiento de Bolaño en Blanes hay que suponer que acumularía la energía formidable que despliega a partir de 1994». Y por si fuera poco, Enrique Vila-Matas, en Archivo Bolaño 1977-2003, explica: «A la energía que iba acumulando habría que añadir probablemente la felicidad de no ser nadie y al mismo tiempo ser alguien que escribía. A veces, el tiempo de silencio es el paraíso de los escritores».

 

5 comentarios

german 18 de enero de 2015 Contestar

Está bien, ya entendí… ¿pero no podría mandar un adelanto? Es que tanto silencio engorda mi ansiedad. Y la ansiedad engorda el resto. Su silencio y acumulación de energía me engordan, eso. Dele, un adelanto pequeñito.

Álex Azkona 18 de enero de 2015 Contestar

Estoy casi a punto, Germán. Callandito.

thevillacresporker 19 de enero de 2015 Contestar

Qué vendría a ser «callandito»?
Qué se trae Alex?

Germán 18 de enero de 2015 Contestar

Otra cosa… ¿sigo esperando su comentario en mi último cuento o desisto? Hace unos días recordé La República (no la que atiende Platón) volveremos por allí. Abrazo.

Álex Azkona 18 de enero de 2015 Contestar

Esta noche me paso otra vez por http://escribegerman.blogspot.com a darte un abrazo, amigo.

Deja una respuesta

cinco × tres =