¿Situación?

Textos de exterior

Martín el Pequeño envió un mensaje al Conde Arnau. Escribió: «La situación real es la siguiente, mi señor. A raíz de los pecados, su Ilustrísimo fue condenado a cabalgar durante toda la eternidad como alma en pena sobre un caballo negro al que le salen llamas por la boca y los ojos. Le acompañan desde entonces un grupo de perros diabólicos que le hacen de cortejo: el uno, el cero y la rosa de Klee. Fin del informe».

El Conde Arnau, herido de acontecimiento, respondió: «Hay que borrar los pecados, Martín. Lo dejo en tus manos. Cambiemos de lugar sin movernos del sitio. Partamos sin demora hacia el mismo lugar».

2 comentarios

Germán 13 de marzo de 2015 Contestar

Eso por no pagar… maldito explotador.

Álex Azkona 15 de marzo de 2015 Contestar

Pues casi aciertas porque este texto es un post y a la vez un mensaje en clave para Francesc Bon. Así andamos.

Deja una respuesta

4 − 4 =